POEMAS REVOLUCIONARIOS

EL PARTIDO SOMOS NOSOTROS (Brecht)

¿Quién es pues el Partido?
¿está en las casas?
¿está en las cárceles?
¿en el tronadero de los teléfonos?
¿sus pensamientos son secretos?
¿Ęsus decisiones desconocidas?

¿Quién es pues el Partido?
El Partido somos nosotros,
tú, yo, y nosotros, todos nosotros.
está en tu vestido camarada
y piensa en tu cabeza
donde estemos allí está el Partido
donde se le ataca, allí combate
muestranos el camino que debemos seguir

y nosotros lo seguiremos como tú
pero no sigas sin nosotros el buén camino
sin nosotros ese buén camino es el peor
no te separes de nosotros
podemos equivocarnos
y tú tener razón
luego no te alejes de nosotros
nadie lo niega,
vale más el corto que el largo camino
pero si uno de nosotros lo conoce
y no lo puede demostrar
de que nos sirve su sabiduria
se sabio, pero se sabio con nosotros
no te alejes de nosotros

ELOGIO AL PARTIDO (Brecht)

El que está solo tiene dos ojos
el Partido tiene cientos de ojos
el Partido ve siete estados
el que está solo ve una ciudad
el que está solo tiene su hora
pero el Partido tiene muchas horas
¡el que está solo puede ser aniquilado!
Pero el Partido no puede ser aniquilado
pues él es la vanguardia de las masas
y dirige el combate
con los métodos de los clásicos
forjados en el conocimiento de la realidad.

ELOGIO AL COMUNISMO

Aquél que lucha por el Comunismo
debe saber batirse
y no saber batirse
decir la verdad
y no decirla
prestar sus servicios
y rehusar sus servicios
mantener sus promesas y no mantenerlas
exponerse al peligro
y huir del peligro
darse a conocer
y mantenerse anónimo
aquél que lucha por el Comunismo
posee todas las virtudes en una sola
la de luchar por el Comunismo.

VOZ DE ORDEN (J. Gonzalo Rose)

Vamos al campo, pronto vamos todos
vamos al campo todos, vamos pronto
esta es la órden general del viento
pero no vamos a ir a sembrar campanas
ni aplaudir la vuelta de los gorriones
ni a sentarnos al borde del arroyo
a ver como se pudre de amor la primavera
vamos al campo, todos, ven conmigo
vamos al campo pronto, ven contigo
vamos al campo abierto de la guerra
a buscarle la muerte al enemigo
basta ya de mentiras
que nos tienen con los huesos hinchados
basta ya de verdades
que nos tiene colgados de los suelos
basta de andarse con el tronco ardiendo
y por fuera solo haciendo versos
vamos al campo, todos, vamos pronto
para enseñarle al malo lo que es bueno
ahora cuando todo est´ claro
aquél que anda buscando cuatro patas al gato
es un hijo de perra
vayase el toro al cuerno, vayase el cuerno al diablo
hace más de cien años
que nos cuentan el cuento
mientras cada 100 días asesinan al pueblo
maldito el que me diga que me calle la boca
mientras se va cantando
¡viva el Perú libre y sereno!
algunos me dirán
que no es cristiano cantar de esta manera
yo les pregunto a todos los cristianos
¿es cristiana la guerra?
¿es cristiano que venga el extranjero
a quitarnos las uñas de la tierra?
¿es el hambre cristiano? ¿son cristianos los mocos
de los niños tullidos de inocencia
sin que sus pies descalzos correteen
en el patio de la tibia primavera? ¿es cristiano el pan cuando es ajeno el trigo?
yo le pregunto a todos los cristianos
¿ son cristianos todos los cristianos?
aquél que entre vosotros este libre de culpa
devuelvelé la dicha a mis hermanos.

Ahora cuando todo esta claro
al paredón las penas
al paredón el padre del cordero
el que tira los sueños escondiendo la piedra,
y el que tira la piedra escondiendo los sueños
al paredñn con ellos
recupera la muerte su sentido
el que le ordena fuego a los verdugos
y el que les dice calma a los obreros
y el que muere de espaldas a su pecho
y el que vive a costillas del partido
al paredón
al paredón con ellos
al paredón los ojos de la novia
al paredón las manos del amigo
mi propio corazón al paredón
esta es la órden general del pueblo
al paredón, el mismo paredón
si no quiere servirnos de testigo
mi propia poesía al paredón
sino quiere cantar lo que le digo.

ELLOS (J. Heraud)

Donde quedarán los traidores a sueldo
a donde irán los vendidos, los pobres diablos
a donde irá la basofia del país
esos que hablaron de libertad, de justicia,
de igualdad
cuando miles morian en los campos,
comuneros, campesinos, indios desarmados
bajo las botas del petróleo, de los latifundistas
de los explotadores
dejemos nomás que escuchen los primeros tiros
dejemos nomás que vean al primer campesino armado
dirán es fácil
y mandarán sus oficiales de plomo y de whiskie
morirán estos, mandarán otros, y casi, casi al final
se irán arrojando debajo de las camas
se irán a las embajadas,
no importa los sacaremos de sus immundos huecos
a todos juntos los juzgará el pueblo
nadie podrá pedir clemencia para ellos
pues están sólos
morirán ante el tribunal del pueblo
nadie los llorará
pronto serán olvidados.

UN VERSO PARA RECORDAR (Micaela Bastidas)

"Yo ya no tengo paciencia para aguantar todo esto"

The New Flag
30-08 Broadway # 159
Queens, New York 11106
E-Mail:lquispe@nyxfer.blythe.org